Los jardines botánicos más bellos
El turismo rural suele relacionarse siempre con espacios abiertos, parajes naturales y grandes extensiones. Pero este tipo de turismo también se puede llevar a cabo en las ciudades, dentro de lo que podríamos llamar “medio rural urbano”. Desde las rutas senderistas que atraviesan y rodean las urbes (como la Senda Ecológica del Tajo o el Paseo Fluvial del Arga), hasta los parques y jardines mejor cuidados, las ciudades también nos dan la oportunidad de disfrutar de los más bellos espacios verdes.

Y dentro de esta opción, sin duda los jardines botánicos son una apuesta segura. La mayor parte son antiguos y ofrecen la oportunidad de contemplar especies de tierras lejanas Vamos a conocer algunos de los jardines botánicos más bonitos de España.

Jardín Botánico de Madrid

Los jardines botánicos más bellos
La foto que encabeza este artículo muestra un precioso rincón de todo un clásico: el Real Jardín Botánico de Madrid. Mucha gente considera a este jardín entre los más impresionantes de Europa. Situado en pleno centro de la capital, es todo un remanso de paz que invita a alejarse del tráfico urbano entre plantas tropicales, autóctonas e incluso una gran huerta. También tiene un espectacular invernadero, una gran colección de bonsáis y un archivo con documentos relativos a las muchas expediciones organizadas por el Botánico a lo largo de los siglos, desde su creación en 1781.

Las Palmas de Gran Canaria y Gijón

Los jardines botánicos más bellos
También conocido simplemente como “Jardín Canario”, el Jardín Botánico Viera y Clavijo está en Las Palmas de Gran Canaria. Dedicado sobre todo a la flora endémica de las islas, también incluye especies de Madeira, Azores y Cabo Verde. La entrada es gratis; no os lo perdáis, porque es espectacular. En cuanto al Jardín Botánico Atlántico de Gijón, el único de la comunidad asturiana, ocupa unas veinticinco hectáreas y es más o menos un “recién llegado”, ya que se inauguró en el año 2003. En él se pueden encontrar cuatro entornos: el paisaje cantábrico, la factoría vegetal, el Jardín histórico de la Isla y el itinerario atlántico.